Arturo González Panero, "el Albondiguilla", ex alcalde de Boadilla del Monte. Gtres

“Esta operación la monta el PSOE través de un abogado de Peñas, que es uno que se llama Galindo, que es un tío del PSOE”. El comisario José Manuel Villarejo dedicó una buena parte de su entrevista con Dolores de Cospedal en su despacho de secretaria general del PP a desvelar el origen de las investigaciones del caso Gürtel. Y a identificar a sus agentes principales.

Como ya se sabe, la entrevista tiene lugar a finales de julio de 2009, en los primeros estallidos de la trama Gürtel. Villarejo relata a Cospedal: “Esto no ha trascendido hasta ahora en ningún sitio, que es un concejal de Boadilla, que va por independiente, que lo conocerás de oídas y tal, que su padre es un golfo, tal, Galindo y que el niño que es abogado de… Pero que el niño es del PSOE. Entonces, esta operación, este diseño… se coge a Peñas, se coge al otro, pom, pom, pom, y eso… O sea, ¿quién coño está pagando a Galindo?

 

Galindo es Ángel Galindo, aún hoy concejal independiente de Boadilla del Monte, un verdadero azote para el PP desde el consistorio. A la vez, ha sido abogado de José Luis Peñas, exconcejal del PP en Majadahonda, condenado por el caso Gürtel y que ha pasado a la historia como delator de Francisco Correa. Peñas, junto a otro concejal, fueron disidentes del PP cuando se frustró una operación urbanística en Majadahonda tras la que estaba Correa y que ellos apoyaban. Pasados los años, Peñas se volvió contra el jefe de la trama Gürtel.

Villarejo va más allá. En una conversación grabada a Ignacio López del Hierro el 6 de noviembre de 2009, asegura que Galindo, el concejal de Boadilla y abogado de Peñas, ha cobrado 100.000 euros del PSOE. El comisario, entonces adjunto al Director Operativo de la Policía, informa al marido de Cospedal de que Galindo “ha estado tres meses antes de Gürtel” visitando el despacho de Antonio Camacho, secretario de Estado de Seguridad y número dos de Alfredo Pérez Rubalcaba en ese momento. El enlace entre ambos había sido un conocido periodista muy cercano al PSOE.

Galindo, según la versión de Villarejo, es enemigo acérrimo del entonces alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, ‘el albondiguilla’. El entonces alcalde de uno de los municipios más ricos de España protagoniza muchos minutos en la conversación entre Cospedal y Villarejo. Todo indica que la relación entre el policía y ‘el albondiguilla’ es muy cercana.

Villarejo, hábilmente, empieza pidiendo a Cospedal que le de “un tirón de orejas” a Panero, pero poco después lo dibuja como alguien “que pasa muchos datos de Bárcenas”, el quebradero de cabeza de la secretaria general del PP en aquellos momentos.

Villarejo Gurtel

El topo del CNI delatado por Villarejo denunció a la Fiscalía parte de la trama Gürtel

La persona que, según el excomisario José Manuel Villarejo, era un topo del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), entregó a la Fiscalía un dosier sobre actividades de la trama Gürtel en Boadilla del Monte a través de Manos Limpias.Villarejo informó de que Francisco Sánchez Arranz (ya fallecido)...

Boadilla es el germen del caso Gürtel, y a la vez es el lugar de residencia de José Manuel Villarejo. El comisario vive en una gran casa situada en un sitio excepcional, en pleno paraje natural de El Monte, aislada de cualquier vecino molesto. Fuentes de la corporación actual reconocen aMONCLOA.COM que, antes de que vecino Villarejo alcanzara fama por sus irregularidades, aquella casa llamó la atención del equipo de Gobierno: “¿Cómo podía ser que estuviera autorizada una casa en un sitio así, en pleno monte?”, se pregunta un funcionario.

“Lo miramos y efectivamente, estaba autorizada, era muy extraño”. La autorización para semejante casa en el pulmón de la ciudad corrió a cargo de Arturo González Panero, ‘el albondiguilla’, en sus tiempos de alcalde.

LA SEGUNDA CASA DE VILLAREJO EN BOADILLA

Pero Villarejo no solo tenía esa casa en Boadilla, uno de los municipios más caros de España. Tenía otra, un piso, en el centro de la ciudad, mucho más discreta. Hace unos años, el comisario quiso colocar en la azotea del edificio una enorme antena, de cuatro metros, probablemente para potenciar sus dispositivos de espionaje. Pero los vecinos no vieron clara la operación.

“Fue surrealista –explica un conocedor de aquel episodio–, fue a la reunión de propietarios un empleado de Villarejo. Para convencer a los vecinos les dijo que necesitaban aquella enorme antena porque el propietario era un señor mayor al que le gustaba oír Radio Nacional de España y la cobertura allí era mala”. Estupefactos, los vecinos le dijeron al representante de Villarejo que se podía oír perfectamente por internet y que había otras soluciones. La respuesta roza el surrealismo: “Dijo que era un señor mayor al que le gustaban los aparatos de radio”.

Villarejo intentó instalar una enorme antena de 4 metros de alto en su domicilio de Boadilla “para oír mejor Radio Nacional”

Es verdad que a Villarejo le gustaba oír la radio, sobre todo música clásica. En aquella residencia bis en Boadilla, Villarejo tenia montada una guarida alternativa a su casa en pleno bosque. “Era raro –cuenta alguien que ha estado en ella–, porque era como si también viviera allí, había hasta fotos familiares”. Era una especie de “casa espejo”.

AVISO A PÍO GARCÍA ESCUDERO SOBRE GÜRTEL

Villarejo explicó a María Dolores de Cospedal en Génova que le había encargado ni más ni menos que al ‘albondiguilla’ que alertara al PP de la investigación que se le venía encima.

“A Arturo le explico el tema. Un día agárrale de la oreja y dile, ¡mamón!, no te dijo esto, por qué coño… Es decir. Y aún más, para protegerlo, hablo con la brigada, con todos ellos y les digo: este hombre nos puede dar información, que es mentira, no nos dios nada, vamos a protegerlo un poco, para cubrirlo un poco. Entonces él empieza a dar información cuando se ve muy apurado”. Cospedal puntualiza: “Acorralado”.

lópez hierro villarejo
Ignacio López del Hierro y el comisario José Manuel Villarejo.

El ‘Albondiguilla’, según el relato del comisario a Cospedal, dio aviso al partido en agosto de 2008. En palabras de Villarejo, lo elige para informar al PP porque, al ser vecino de Boadilla, “si me pillan hablando con él, como tenemos una serie de cosas en común y tal…”. “Le digo, mira a ver con quién vas a hablar. Me dijo que él iba a hablar, que tenía buena línea con el portavoz en el Senado”.

–Cospedal: ¿Con Luis Peral?

–Villarejo: “No, no, con Pío [Pío García Escudero, actual presidente del Senado]. Yo voy a hablar con Pío. Le digo: búscate la fórmula de hablar con la segunda del partido. Búscate la fórmula.

–Cospedal: No lo hizo, no.

–López del Hierro: Pío había sido el anterior presidente del partido en Madrid y por eso…

–Villarejo: Pero perdóname, que sepas que eso es así…. Es así. Le informo, le voy dando datos, le digo ten cuidado con eso, y a todos los efectos, por favor, lo que sí es importante es que tengamos claro es que si esto que estamos hablando trasciende indirectamente…

LAS LLAMADAS DE BÁRCENAS Y EL SECRETARIO DE AZNAR

El comisario “vende” a Cospedal las virtudes de González Panero como delator de Luis Bárcenas, el tesorero de partido. En otro momento de la entrevista en la séptima planta de Génova 13, Villarejo relata la mecánica de recaudación del tesorero del PP. También mete en el asunto al que llama “el secretario de Aznar”:

Villarejo: Cuando Bárcenas falla, llamaba el secretario de Aznar, ¿eh? Y en una ocasión, me lo ha contado a mi, me imagino que lo repetirá, si no, no tengo ningún inconveniente de que con toda la… los (ininteligible) otra vez, pom y pom, y yo estoy allí, por si me niega algo, vamos, le tiro de la oreja. En una ocasión le llama Bárcenas, le piden que le adjudique no sé qué y el otro dice: “Hombre, así no puedo, no sé qué, va” y al momento le llama el secretario, y le dice: “Hombre que, ya sabes, dónde estoy y qué te pedimos…” Y dice, “bueno, explícame eso de ‘pedimos’ en plural.

–Cospedal: Hum, hum.

–Villarejo: Explícamelo. Quién lo pide. “No hombre, no. Ya sabes dónde estoy”. Y hasta le dice: “No, no, es el presidente el que tiene interés”. Y utiliza el nombre de Aznar para pedir. Me lo ha dicho a mi Arturo. Además, es más, el día que va a , el día que le van a tomar declaración, yo hablo con Juan [Juan Cotino] el día de antes, y le convenzo de que no le diga a nadie…je, je. Pero al mismo tiempo sabe cómo (ininteligible) pues me dicen los otros, “oye convence (ininteligible)”. Entonces claro, hago tal y cuando no declare, “joder, me ha engañado este cabrón”, no sé qué. Y claro, le digo a Juan, digo: “Macho tú di, no, la abogada…”.

–Cospedal: O sea, que el que llama a Arturo, el que lo llamaba era el (ininteligoble) Bárcenas.

–Villarejo: Fundamentalmente. O Bárcenas, o Granados.

En ese momento la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, tiene constancia por el comisario Villarejo de las presuntas actividades de Francisco Granados. No obstante, Granados siguió unos años en su puesto de secretario general del PP de Madrid. La Fiscalía acusa ahora a Arturo González Panero, ‘el Albondiguilla’ de nueve delitos y el cobro de 1,8 millones en comisiones ilegales.

 

Comentarios