martes, 13 abril 2021 05:50

Igualdad espera que la Ley ‘solo sí es sí’ se apruebe en próximos meses

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha participado este martes en el evento ‘Del ‘no es no’, al ‘sí es sí’: normas y políticas públicas para erradicar las violencias sexuales’, en donde ha señalado que espera que la Ley Integral de Garantías de la Libertad Sexual se apruebe “en los próximos meses”.

En si intervención, Montero se ha referido a la “obligación” y “responsabilidad” de las instituciones para poner en marcha “normas y políticas públicas” feministas. “No podemos esperar más. Es el momento”, ha indicado, antes de señalar sus esperanzas sobre el avance en la tramitación de la norma conocida como Ley del ‘solo sí es sí’.

Según ha explicado, “las mujeres no aceptan seguir conviviendo de forma normalizada con la violencia sexual” y es por ello que la conocida como ‘cuarta ola’ del feminismo está “mirando de frente” a los responsables políticos. En concreto, ha explicado, está reclamando “cambio profundos” y no “parches” en este sentido.

En su intervención también ha alertado de la actitud de la “extrema derecha” y de los “fundamentalismos” que, según ha señalado, “siguen presionando sin tregua” en la UE y en los estados, para que “las mujeres no tengan derechos” y, en este sentido, ha lamentado la decisión del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, de abandonar el Convenio de Estambul sobre la violencia de género.

EL CONSEJO DE EUROPA DEFIENDE EL SÍ ES SÍ

El acto ha estado dirigido por la delegada de Gobierno contra esta lacra, Victoria Rosell, que también se ha referido a la “obligación” de los ejecutivos en “avanzar” hacia un marco de derechos humanos y de elaboración de normas que “afronten los elementos centrales para prevenir y erradicar la violencia sexual”.

Al respecto, ha criticado la “honda raíz patriarcal” del ‘no es no’, por la que “el hombre tiene el derecho al cuerpo de la mujer y es ella la que pone el veto”; y ha defendido el ‘solo sí es sí’ que recoge que ambas personas implicadas en la relación sexual “con libertad y desde la igualdad” deciden sobre sus actos.

Precisamente en el consentimiento se ha centrado la intervención en el evento de la presidenta del GREVIO del Consejo de Europa, Marceline Naudi, quien ha criticado que la violación se tipifique según la violencia usada por el agresor que, precisa, “no siempre es física”, y según el comportamiento de la mujer que, ha declarado, “no se siempre se va a defender”, porque hay quien se queda paralizada o quien intenta huir u otro comportamiento.

“Lo que pide el Convenio de Estambul es un enfoque contextualizado que se centre en las victimas y en la tipificación como delito de todas las formas de violencia sexual sin consentimiento”, ha declarado, antes de defender la visión del ‘solo sí es sí’.