jueves, 8 diciembre 2022 04:53

Las tropas de montaña de Francia y Marruecos se entrenan juntas

Aunque la imagen de Marruecos se asocia muchas veces al desierto, es un país muy montañoso y como tal su Ejército Real cuenta con una unidad de tropas especializadas en combate en montaña, como son los Cazadores del “Atlas”.

Esta fuerza, también denominada como “Chasseurs de l´Atlas”, es noticia por el reciente ejercicio que han realizado con una unidad francesa también especializada en dicho ámbito de combate, el 13º Batallón de Cazadores Alpinos o 13e «Bataillon de Chasseurs Alpins» (BCA).

En concreto los “lobos”, como se denominan dichos profesionales franceses de la primera compañía de combate del 13e BCA, han participado entre los pasados días 9 al 24 de octubre en un ejercicio interaliado organizado con los “Chasseurs de I´Atlas” (1er Bataillon de Skieurs),  que es una de las unidades de élite las Fuerzas Armadas Reales o Forces Armées Royales (FAR) de Marruecos.

FgvN1GaXoAAWwuU Moncloa
Un sargento marroquí enseña a un integrante del 13e «Bataillon de Chasseurs Alpins» el uso de su lanzagranadas RPG-7. (Foto 13e BCA)

El ejercicio ha tenido lugar en las montañas bereberes, en el denominado Anexo de Entrenamiento de Alta Montaña o Annexe d’Instruction de Haute Montagne (AIHM) de Oukaïmden en la provincia de Al Haouz, que está sita en el centro del país, justo al sur de la  turística localidad de Marrakech.

Recordar que las montañas ocupan más de dos tercios del territorio marroquí y que cuenta con cinco cimas que superan los 4.000 metros, sitas todas en la denominada cadena del  Alto Atlas, donde se han desarrollado el mencionado ejercicio. Además de dicha sub-cordillera, que se completa con el Atlas Medio y el Anti-Atlas, también al norte del país se asienta la del Rif, donde libró el Ejército español una durísima campaña entre 1911 y 1927.  

Durante el presente entrenamiento conjunto fueron evaluados diversos tipos de actividades en escenario del Alto Atlas, que van desde las de escalada con cargas pesadas, alpinismo, primeros auxilios en este duro entorno, etc., hasta las específicas de combate en montaña. Esta reunión, rica en actividades e intercambios, facilitados por el hecho del conocimiento generalizado del idioma francés por parte de la mayoría de la población marroquí, también permitió a las dos partes descubrir sus respectivos armamentos y equipos.

Estamos ante un nuevo ejercicio de las FAR con sus aliados de primera línea, como son la citada Francia y Estados Unidos, entre otros, que incrementan las capacidades de éstas, en este caso en la compleja lucha en montaña, con una fuerza con la experiencia del 13e BCA creado en 1953, y que se transformó en dicho rol en 1916, en plena Primera Guerra Mundial.

FgvN7yzXEAINQWj Moncloa
Militares franceses del 13e «Bataillon de Chasseurs Alpins» entrénandose en el AIHM de Oukaïmden. (Foto 13e BCA)

El 13e BCA, que tiene sede en Barby (Departamento de Savoie), forma parte de la 27e Brigade d’Infanterie de Montagne (27e BIM). Especializado en la lucha en montaña, está equipado con los sistemas más modernos para poder desplegar, operar y combatir en este medio y en entornos de frío extremos, vehículos de alta movilidad en montaña o Véhicule à Haute Mobilité (VHM) BvS10, quad, motos de nieve, equipos de esquí de última generación, parapentes, etc.    Aunque también dados los continuos despliegues del Batallón también se está reequipando con los más modernos medios de combate terrestres franceses, como son los  blindados múltirol o Véhicule Blindé Multi-Rôles (VBMR) Griffon,  que puede transportar 8 militares totalmente equipados, además del conductor y el operador del armamento, que incluye ametralladoras y un lanzador de misiles anticarro. 

Fgu5hSdXEAo686S Moncloa
La mulas siguen siendo un magnifico elemento para el transporte en montaña, como esta de los “Chasseurs de l´Atlas”. (Foto 13e BCA)

                                                                                                                          El 13e BCA es una Unidad muy polivalente que, además de en los entornos de montaña, también está cualificada para operar en los entornos más difíciles, como el Ártico, los desiertos africanos, las montañas afganas o las zonas urbanas; de hecho en su historial de combate más reciente figura su participación en Afganistán, Malí e Irak.                                          Respecto a las tropas de montaña de Marruecos, un primer núcleo se creó en 1958, dos años después de la creación de las actuales FAR,  en la referida ciudad de Oukaïmden., aunque la primera unidad a nivel de Batallón no se crearía hasta el 14 de octubre de 1970 en Kasba Tadla, con la designación de Batallón de Instrucción de Altas Montañas, que luego devendría a la actual de “Chasseurs de I´Atlas”.

En las imágenes destaca el moderno equipo de las tropas francesas, que incluye los fusiles de asalto Heckler Koch HK-416 de 5,56, frente a los vetustos del personal de la Unidad de las FAR, que incluyen según las fotos los lanzagranadas RPG-7 y los antiguos fusiles de asalto Pistol Mitralieră model 1963/1965 (PM md. 63), que es la versión rumana del mítico diseño soviético Kalashnikov de 7.62x39mm, uno de los más utilizados en las FAR de Marruecos.