sábado, 28 enero 2023 17:15

Las tentaciones de Girauta: del PSOE a Vox

En plena época de transfuguismo en Ciudadanos, un movimiento de uno de los ex-pesos pesados ha llamado mucho la atención de los seguidores y críticos del partido naranja. Y es que los rumores sobre un posible acercamiento entre Juan Carlos Girauta y Vox vuelven a rugir. Eso sí, azuzados por Podemos. En concreto por el tándem formado por Echenique y Dina Bousselham (esta a través de su periódico La Última Hora). El hecho sobre el que han levantado la libre los podemitas es la participación este martes, 19 de enero de 2021, de Girauta, ex número tres de Ciudadanos con Albert Rivera en la dirección del partido, en unas jornadas de la Fundación Disenso, el Think Tank relacionado con los de Santiago Abascal. ¿La temática? La libertad de expresión y las amenazas a ésta de las corporaciones tecnológicas.

En dicho acto, en el que participa como ponente, ha compartido debate con Hermann Tertsch, eurodiputado de la formación Vox, Alfredo Timermans, exalto cargo de los gobiernos de Aznar y el periodista Mike González. Muchos han querido ver en esta participación un nuevo guiño de Girauta a Vox, toda vez que sigue azuzando la pluma contra las decisiones de la actual dirección del partido.

GIRAUTA ‘TRAICIONA’ A ARRIMADAS

Y es que el periodista Juan Carlos Girauta se ha convertido en el mayor agitador de descontentos en Ciudadanos, el partido que fundó en Cataluña con un joven Albert Rivera. Desde el momento en el que Arrimadas se hizo con el poder en el partido naranja, se le veía intranquilo. El momento en el que Arrimadas anunciaba el pacto con el PSOE para prorrogar el Estado de Alarma, se daba de baja. Una decisión que en realidad no sorprendió a nadie, y puede incluso que aliviara a la nueva dirección. Al fin y al cabo a ellos les toca ahora intentar recomponer su margen electoral antes de ser engullidos por PSOE y PP en ambos de sus extremos.

Aparte de anunciar la que abandonaba el partido, durante los últimos meses Girauta se ha mostrado muy crítico con sus ex-compañeros. Sobre todo en Twitter, donde es un activo usuario y por eso una voz autorizada, argumentan desde la Fundación Disensio, para hablar de la libertad de expresión en estas plataformas tecnológicas. Y sobre todo contra el actual portavoz adjunto en el Congreso, Edmundo Bal. Con él se enzarzó en un cara a cara tuitero a raíz del comentario de Bal sobre lo ‘inútil’ de la moción de censura de Vox.

Entonces, Girauta se despachó contra su colega: «no recuerdo una cosa más inútil en política que esta gestoría a la cual llamáis, injustamente, Ciudadanos«, a lo que añadió entonces: «Parte de la inutilidad radica en obcecarse con Vox, que no gobierna, cuando los que gobiernan están minando el sistema del 78».

GUIÑOS A VOX Y DE VOX

El run-run sobre el potencial acercamiento entre Girauta y Vox se ha agitado en los últimos meses desde posiciones radicales de izquierdas. El que fuera ‘azote’ de los nacionalistas -y en esto sí que estaría en la onda verde-, ha recibido algunos halagos desde las filas del tercer partido en España. Así, el propio Santiago Abascal, en el programa de Pablo Motos, El Hormiguero, reconoció sin pestañear que si tuviera que fichar a alguien de Ciudadanos, sería a Juan Carlos Girauta. El mencionado reaccionó inmediatamente: «Eso significa que Santi Abascal considera que tengo talento, y se lo agradezco de verdad. No es mera educación. Es más: pido a la gente que en Toledo piensa votar a Vox que recuerde que Santi Abascal me ficharía a mí».

No es la primera vez: en 2014, Girauta reconocía que él no encontraba grandes diferencias entre sus postulados y los de Vox. Por ejemplo en la defensa de la unidad de España. Después de tantas ‘carantoñas’ políticas, hay quienes ven en estas declaraciones y participaciones juntos un posible idilio político: ¿sería Juan Carlos Girauta el candidato de Vox a las catalanas?

EL LARGO PERIPLO POLÍTICO DE GIRAUTA

Que desde Podemos hayan difundido la tesis del fichaje estrella de Vox en la persona de Juan Carlos Girauta ha servido a sus haters para recordar su evolución política. El catalán ha sido uno de los que ha tocado casi todos los colores políticos, a excepción, por supuesto, de Unidas Podemos.

Según él mismo reconoció en una entrevista en El Mundo en 2018, en su adolescencia se hizo maoísta, una vertiente del comunismo. Eso sí, al parecer, entonces su idea de la Política solo estaba relacionada con las hormonas adolescentes. Se sabe que fue afiliado del PSOE pero que terminó como candidato político con el PP. De ahí, Girauta se volvió al centro como portavoz de Ciudadanos. A tenor de lo que comparte con Vox, ¿sería descabellado que acabar militando o como independiente con Santiago Abascal y Ortega Smith? Muchos lo dan por hecho. El tiempo dirá quién tenía razón.