martes, 18 junio 2024

Gambas a la gabardina: el truco de la abuela para hacerlas más ricas que en un bar

En España hay numerosísimas tapas que han logrado establecerse como clásicos de nuestra gastronomía. Se trata de platos que se utilizan sobre todo durante los aperitivos, pero también como meriendas o entrantes. Las conocidas gambas a la gabardina son un buen ejemplo de ello, y todo un clásico de los bares de España.

En este artículo te diremos como prepararlas paso a paso para que te queden mejor que en ningún sitio en el que las hayas probado: crujientes por fuera y jugosas por dentro. Y podrás ver que es más sencillo de lo que parece.

2
Cómo preparar las gambas a la gabardina

Una de las primeras cosas que hay que tener en cuenta al cocinar gambas a la gabardina es como pelar las mismas. Para ello es importante dejar la parte de la cola intacta, para que de esta manera luego se puedan coger y comerse con las manos de la manera más cómoda posible. Seguramente habrás observado que es así como se hace también en los bares.

Cuando ya se tenga el marisco pelado, es el momento de ponerse manos a la obra con la parte más importante de la receta: hacer el rebozado