martes, 27 julio 2021 09:41

La CEOE se gana la enemistad de la derecha tras el “bienvenidos sean” de Garamendi a los indultos

Como en otras ocasiones, el primero en dar el pistoletazo de salida ha sido el eurodiputado Hermann Tertsch. “Nauseabunda reacción de (Antonio) Garamendi. ¿No queda nadie digno por esas supuestas elites? Nada se normaliza con la traición y la impunidad del crimen. La cobardía jamás resuelve nada. Garamendi: ‘Si las cosas se normalizan, bienvenidos sean los indultos'”, ha comentado el eurorepresentante. Y como él, muchos dirigentes de Vox se han sumado a las críticas al presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) después de que éste haya dado su aprobación a la concesión de los indultos. “Bienvenidos sean”.

Todos los dirigentes de Vox, incluso su presidente, Santiago Abascal, han cargado muy duramente contra las palabras del presidente de la CEOE

Vox se jactaba de ser amigo de los empresarios, pero no parece que se vendan a cualquiera que tenga una sociedad activa. De hecho, lo ocurrido con Garamendi es un ejemplo que incluso incomoda en la CEOE, ávida de aclarar las palabras de su presidente pero tensa a sabiendas de que no hay matización posible. Todos los dirigentes de Vox, incluso su presidente, Santiago Abascal, han cargado muy duramente contra las palabras del presidente de la CEOE. “El jefe de la patronal comparte opinión con Otegi, Echenique y Sánchez. A Garamendi no le preocupan las empresas que salieron de Cataluña. A Garamendi lo que le preocupa es que los golpistas salgan de la cárcel. Qué indigna manera de representar a tantos empresarios honrados”, ha asegurado Abascal.

Las palabras de Garamendi son claras y no dan lugar a las interpretaciones, pese a que la CEOE insista en que lo único que quiere el presidente de la Confederación es que todo vuelva a la normalidad con un marco estable. “Si las cosas se normalizan, bienvenidos sean los indultos”, decía Garamendi. Y las quejas de Vox no han tardado en llegar. “Que alguien le cuente a Garamendi cómo acababan los marineros persuadidos por los cantos de sirena. Aquí nos jugamos España”, ha comentado la diputada de Vox por Granada y portavoz del partido Macarena Olona.

El gran problema para Garamendi es que no solo las quejas vienen desde Vox, sino que también muchos de los propios empresarios que forman parte de la CEOE no están del todo de acuerdo con los comentarios de su presidente. Puede que los indultos cuenten con la bienvenida de Garamendi, pero desde luego las palabras de Vox dejan claro que la CEOE y el partido conservador nunca han estado más enfrentados. Y todo a cuenta de que el empresario de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales opina lo mismo que los socialistas, que Unidas Podemos, y se ha posicionado en contra del criterio del Tribunal Supremo. No han sido muy acertadas sus palabras para muchos.

Las presiones de la CEOE no tardaron en llegar a Garamendi y éste ha salido a la palestra a matizar sus palabras. Pero tal  y como decíamos, poco había que matizar. En sus aclaraciones, el presidente de la patronal ha dicho que “la Constitución permite los indultos, pero eso no quiere decir que nosotros tengamos que opinar“. Vamos, que en todo caso la opinión ha querido que quedara en el ámbito de lo personal y que no salpicara a la CEOE, pero para Vox ya ha sido demasiado tarde.

“Esta es una parte importante del problema. Muy importante”

Las palabras de Garamendi no solo han despertado a Vox, también el ala radical del Partido Popular ha querido darle su “tortazo” correspondiente como en la famosa película de comedia. La exportavoz del PP y diputada Cayetana Álvarez de Toledo también ha aprovechado para mandarle algún que otro recadito a Garamendi. “Las élites españolas tienen una gravísima responsabilidad. Sin su condescendencia con el nacionalismo, sin su falta de compromiso con el constitucionalismo en Cataluña, el Proceso nunca habría causado tanta ruina ni llegado tan lejos. Aquí, otro lamentable ejemplo”, ha comentado mientras compartía las palabras del presidente de la CEOE. Otros dirigentes (o exdirigentes, en este caso) políticos también han opinado, como ha sido el caso de Juan Carlos Girauta. “Esta es una parte importante del problema. Muy importante”, ha comentado.

La izquierda, por su parte, ha recogido el guante de Garamendi y se ha hecho eco de sus palabras para lanzar el mensaje de que el dar los indultos es una cuestión de sentido común y no ideológica. De hecho, nunca la CEOE había hecho un favor de semejante magnitud al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dado que ahora el “bienvenidos” del presidente de la patronal abre la puerta y allana el camino a que se concedan sin presiones cuanto antes.