domingo, 20 junio 2021 21:49

ERC plantea una “alianza imposible” a JxCat para gobernar

Los independentistas han ganado por primera vez en votos y escaños en Cataluña. ERC se ha impuesto a JxCat con tan sólo un escaño de diferencia, 33 y 32, respectivamente, con el 100% escrutado.

ERC ostenta así la hegemonía del bloque independentista por primera vez tras unas elecciones autonómicas, pero JxCat no va a dar el brazo a torcer tan fácilmente.

Esquerra, dirigida ahora por Pere Aragonés, ha descartado por completo dar su apoyo al candidato más votado, Salvador Illa (PSC) y formar un gobierno. Sin embargo, sí barajan la opción de dar entrada a En Comú Podem, con 8 diputados, un número suficiente para no depender de la CUP.

JxCat, por su parte, insiste en un gobierno marcadamente independentista, y no ideológicamente de izquierdas. Los de Laura Borràs consideran que el socio de gobierno natural es la CUP, que se debate internamente entre apoyar desde dentro del Govern o dar su apoyo desde fuera, como ha ido realizando las última legislaturas, incluida las de Artur Mas.

EN COMÚ PODEM NO PUEDE NI VER A JUNTS

La “alianza imposible” de ERC choca frontalmente con la postura de En Comú Podem, la confluencia catalana de Unidas Podemos. “Buscamos un gobierno progresista”, han afirmado fuentes de la formación morada a MONCLOA.COM. “Nunca entraremos en un gobierno con Junts“, han zanjado.

A la espera de formalizar una coalición oficialmente, ERC tendrá que pactar con la CUP si acepta a Junts; o bien rompe con la unidad del independentismo firmada una semana antes de la cita electoral y acepta un gobierno con el PSC.

Por el momento, ERC apuesta por ampliar la base de partidos para alcanzar la ruptura con el resto de España lo antes posible. Aunque es hoy por hoy imposible sumar en un mismo bloque a ‘morados’ y los socialdemócratas de Junts.

LA ANC PRESIONA A ERC: “QUEREMOS A LA CUP”

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) insiste en su decálogo, publicado hace un mes y medio, para determinar un gobierno de coalición independentista. “Preferimos y queremos a la CUP antes que En Comú Podem“, según han asegurado fuentes de la entidad presidida por Elisenda Paluzie.

Ahora, queda por determinar si un Govern liderado por ERC hará más fácil la entrada de la CUP ya que no está la derecha nacionalista catalana al frente. “El pacto no es el mismo que con (Quim) Torra”, han destacado las mismas fuentes.

Por otro lado, la CUP tendrá que decidir, además, si entrar o bien abstenerse en la investidura. Si el resto de partidos votara en contra, ERC y JxCat podrían formar gobierno y tener apoyos puntuales de diversas formaciones, una posibilidad real y vista en el pasado, con los gobiernos de Artur Mas y sus pactos con el PPC e incluso la CUP.

EL TERCER GRADO DE LOS PRESOS, ¿UNA ACCIÓN POLÍTICA?

La Fiscalía ha recurrido el tercer grado de los políticos presos justo un día después de las elecciones y ante la negativa de ERC de sellar un acuerdo con el PSC.

Para los republicanos se trata de una maniobra política. “¿Es casualidad que la Fiscalía recurra el tercer grado de los presos políticos al día siguiente de las elecciones?”, se ha preguntado la consejera de Justicia, Ester Capella (ERC).

“El Estado nunca falla cuando se trata de dinamitar puentes y de impedir soluciones”, ha continuado en un tuit. “Ahora es el momento de la política, no de los tribunales”, ha reincidido.

LOS PACTOS CON EL PSC, EN EL AIRE

El pasado 8 de febrero, la Assemblea Nacional Catalana (ANC) pidió por escrito el compromiso de todos los partidos independentistas para realizar un cordón sanitario al PSC.

Tras el resultado electoral, quedan así en el aire los acuerdos de gobierno alcanzados entre socialistas e independentistas en más 40 municipios catalanes y en la Diputación de Barcelona, la tercera institución más fuerte de Cataluña.

Fuentes de una de las formaciones con posibilidades de gobernar apuntan que esos acuerdos se sellaron antes de firmar el nuevo cordón sanitario en Cataluña, aunque no descartan que se haga efectivo una vez acordado el reparto del nuevo Govern.